Por Egac.

Con el objetivo de analizar la situación de la cultura y elaborar propuestas y demandas para presentar al municipio y candidatos a alcalde y concejales, frente a las próximas elecciones, los días 26 y 27 de marzo del presente, se realizaron los “Diálogos por la cultura en Santiago”.

La iniciativa, inédita en la comuna, fue convocada por diversas organizaciones culturales y sociales, buscando realizar un levantamiento diagnóstico acerca de los principales problemas y posibles soluciones para el fortalecimiento del sector cultural en la comuna-capital.

Organizado en cuatro paneles a través de la plataforma Zoom y una audiencia de entre 500 y 800 personas conectadas en redes sociales, los diálogos convocaron a artistas, gestores, productores, espacios culturales, organizaciones, redes e instituciones, del ámbito de la artesanía, oficios, folclore, investigación, gestión cultural, museos, mundo indígena y juntas de vecinos, entre otros espacios.

Cultura en Santiago: una crisis profunda y de larga data

Como han señalado diversos sectores durante el último tiempo, la cultura atraviesa por una de sus mayores crisis y Santiago no parece ser la excepción. Sin embargo, y lejos de lo que pudiera pensarse, la crisis no comenzó con la pandemia, sino que mucho antes.

Para Antonio Becerro, del Centro experimental Perrera Arte, “la cultura y el arte están en su peor crisis, que se manifiesta por todos lados y no hay como taparla” y que se arrastra desde la época de la Concertación, “que puso al mundo de la cultura en una estratosfera de élite y ahora estamos pagando el pato”.

Por su parte, Ljubica Kalazich de Espacio Cinza del Barrio Matta Sur, señala que “siempre el arte y la cultura han estado desvalorizados y abandonados, desde antes de la pandemia”, dejando en evidencia lo desvalidos que se encuentran los artistas y espacios culturales ante la falta de apoyo del municipio. Graficando aquello, señaló que “hacer arte en la calle es visto como un crimen e incluso cuando quieres pedir permiso para hacerlo, siempre el municipio pone trabas, pone problemas, siempre hay algo que impide realizar actividades y proyectos que son para la comunidad”.

Para María Cristina Pacheco, de la Agrupación cultural de artesanos Barrio Brasil-Yungay, ACA, existe un desconocimiento de las autoridades de turno con el cotidiano día a día de la comunidad, por lo que “no tienen el sentido de cariño para poder involucrarse con lo que ocurre en nuestros barrios”. Coincidiendo con esta mirada, y ahondando sobre las razones de esta situación, la destacada actriz nacional Rosa Ramírez, directora de la Compañía Gran Circo Teatro, señala la falta de interés del municipio en el tema: “veo que hay una municipalidad a la que no le interesa la cultura, que es bastante represiva y la verdad es que eso no nos sirve”, agregando que se requiere conversar para abrir un dialogo, que en la actualidad no existe.

Posibles caminos

Ad portas de las próximas elecciones municipales, Patricio Muñoz, de la Compañía Teatro de Ingenio en movimiento y la Red de Titiriteros de Chile, señala la necesidad de escuchar al sector cultural. “Una de las primeras -si es que no la más importante actividad que debería hacer el municipio- es aprender a escuchar la voz de los trabajadores del arte y la cultura», para agregar, que “debemos hacernos escuchar fuertemente pidiendo y exigiendo lo que por derecho nos corresponde». En ese sentido, agrega María Cristina Pacheco, “la cultura es la única alternativa para hacer frente y erradicar la delincuencia de los espacios públicos”.

Sobre las soluciones, para Becerro existe una salida, reiterando que es indispensable que el sector cultural “sea más incisivo para hacerse tomar en cuenta” y evitar que las demandas queden archivadas en un cajón.

Para Roberto Guerra, fundador de Egac, se requiere un “cambio de mirada profundo, respecto de cómo se vienen haciendo las cosas”, que parta del reconocimiento de parte del municipio del conjunto actores que integran y dan vida al sector cultural. En ese sentido, señaló la paradoja que Santiago no cuente con un Plan Municipal de Cultura, por lo que se hace necesario generar procesos de planificación participativa “hecho con todas las miradas, que establezca lo que se puede y debe hacer” en materia cultural en la comuna. En esa misma dirección, Rosa Ramírez señaló que se deben buscar nuevas formas de organización «donde el cuidado del entorno y nuestro sea honesto, sincero», fortaleciendo la difusión de las actividades, pero también la autonomía, agregó.

Sistematizar y socializar, las tareas que vienen

Apertura de espacios de participación efectiva, mayor acceso al uso de los espacios públicos, apoyo directo a organizaciones con trayectoria, realizar procesos de planificación participativa, difusión de iniciativas de las comunidades, proteger el patrimonio, son algunos de los múltiples planteamientos formulados por los participantes, configurando un amplio abanico de propuestas y demandas para la nueva gestión municipal.

Todos estos aportes, darán vida a un documento de trabajo que -como indica la convocatoria a los “Diálogos”- será entregado públicamente a los diversos candidatos y candidatas a alcalde del municipio, instándoles a firmar un compromiso con la cultura en Santiago.

——————-

Si te perdiste los Diálogos, aquí los puedes revisar: 

  • Ver panel 1: Con María Cristina Pacheco (Agrupación cultural de artesanos Barrio Brasil-Yungay, ACA), Marcos Acevedo (Grupo Chilhué-UCSH) e Iván Vidal (Sindicato de Folcloristas de Chile).
  • Ver panel 2: Con Rosa Ramírez (Compañía Gran Circo Teatro), José Segovia «Patara», (Centro Indígena Conacin) y Roberto Guerra (Corporación Egac).
  • Ver panel 3: Con Patricio Muñoz (Teatro de ingenio en Movimiento), Ignacia Biskupovic (Museo de la Solidaridad Salvador Allende) y Daniela Carmona (Corporación Co-Crear).
  • Ver panel 4: Con Antonio Becerro (Centro experimental Perrera Arte), Ljubica Kalazich Carrasco (Espacio Cinza) y José Osorio (Junta De Vecinos Barrio Yungay).

 

A %d blogueros les gusta esto: